13 dic. 2007

Juegos y ejercicios para las mascotas

Ya vimos lo importante que es jugar con nuestras mascotas, tanto física como anímicamente para ellos. Además de la opción de jugar al tenis con el gato (o al ping pong), aquí presentamos algunos otros juegos físicos, para perros.

Persecución

Si a nuestro perro le encanta correr, podemos preparar muy fácil un juguete que lo ayudará a gastar energía. Tomamos una caña (u otro material similar) de un tamaño aproximado de 30 centímetros. En un extremo atamos un cordón o hilo fuerte (de aproximadamente 50 a 80 centímetros), y en el extremo del cordón una bolsa de plástico o algún juguete de nuestra mascota.

Nosotros corremos mostrándole la caña y el objeto que el perro debe alcanzar, levantándole la caña para que no tome el objeto. Pero algunas veces dejemos que lo alcance para que vea que sí puede tomarlo y quiera seguir jugando.

Como seguro nos cansaremos antes que él, al tener la caña y el hilo, podemos quedarnos quietos y sólo moverlo para que él siga jugando.

Atrapar objetos

Uno de los juegos más conocidos es el de aventarle objetos al perro y que él nos lo devuelva. Podemos utilizar una pelota, un trozo de madera o un disco (plato volador).

Lo podemos jugar en un campo o parque, o también en la playa, arrojando el objeto al agua (no muy lejos), con lo que entonces nuestro perro ejercitará el nado.

Hay variantes de este juego. Uno es arrojarle el objeto (pelota) lejos para que nuestra mascota corra y lo recoja del suelo. Otra (disco) es arrojarlo hacia arriba, para que lo tome en el aire, con lo que veremos a nuestro perro realizando graciosas piruetas en cada salto.

Y si el perro no quiere jugar?: Es posible que las primeras veces el perro no entienda el juego. Para explicárselo tengamos en cuenta lo siguiente:

Atraemos la atención del perro sacudiendo el juguete frente a sus narices, inclusive se lo damos en la boca y le pedimos que nos lo devuelva enseguida. Lo arrojamos a lo lejos (no mucho) y le ordenamos que lo atrape, dándole una orden con firmeza.

Lo alentamos a que nos traiga de vuelta el juguete (¡ven, traemelo!), lo llamamos y lo esperamos con los brazos abiertos, lo felicitamos, una caricia en la cabeza es importante. Tomamos el disco o la pelota y le ordenamos que lo suelte. Enseguida lo arrojamos nuevamente y le ordenamos que vaya a buscarlo.

Es importante no confundirlo con las órdenes (no darle distintas órdenes) y comenzar arrojándolo cerca.

Leer también:

3 comentarios:

  1. les voy a decir un juego muy divertido que yo siempre hago con mi perra y lo entiende muy bien
    el juego es haci: le tiras un jugete cualquiera el que tengas y cuando el lo va a buscar te vas a esconder y cuando te encuetre le das un premio, yo le doy unos 10 sabrocitos y yo me divierto muchicimo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias pero mi perro es un border collie y estos ejercicios no son suficientemente intensivos para esta raza tan resistente.Si conoces a alguien interesado en un perro inteligente y atletico esta es la raza ideal.

    ResponderEliminar
  3. Jacko dice:
    Al payasito que tiene al collie le digo que no importa el juego que hagas con tu perro, solo dedicale tiempo y cariño, es un juego lo que vas hacer no es cansarlo, es que el se sienta alegra y se divierta junto contigo, yo tengo un beagel y un labrador y cualquier juego lo disfrutan asi como sus caminatas diarias

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario

Entradas relacionadas