3 abr. 2009

Consejos para la convivencia de los perros y los bebés

El perro es parte de la familia, y en su organización social él ocupa un lugar dentro del "clan" que conforma junto a los humanos. Su dueño es el líder de la manada, así lo siente y lo interpreta, aunque éste líder de la manada no sea de su propia especie.

Traer un nuevo cachorro a la casa es traer un nuevo integrante a este "clan", y para el perro que ya está en la casa el nuevo perrito se ubicará "debajo de él" en su orden social. Pero cuando quien llega a la casa es un cachorro humano, el bebé va a tener casi toda la atención de líder del clan y de la reina del clan, y del resto de los integrantes de la familia. El perro puede interpretar que ese nuevo integrante es "una amenaza", y puede cambiar de actitud. Lo mismo ocurre cuando llega un segundo hijo a una familia, el hermano mayor puede no tomarlo muy a bien, hasta que se adapta y entiende que el bebé no lo desplaza en la atención y el cariño.

El primer consejo es no olvidarnos del perro (seguir atendiéndolo en iguales condiciones, que no sienta celos) y presentarle al nuevo integrante. Criar a un pequeño junto a un animal doméstico trae muchos beneficios, sobre todo en lo que hace a la sociabilización del niño, y hay muchas razas de perros que son ideales para la estimulación y el juego con los bebés (cuando ya no son tan bebés y tienen algunos meses de vida, obviamente).

Cuando el bebé llega a la casa desde el sanatorio, se sugiere que al recién nacido lo sostenga otra persona en presencia del perro, y la madre acaricie y le brinde atención al perro. Recordemos que en los últimos días es muy probable que con los preparativos del parto la madre casi no haya estado con el perro. Es importante que vuelva a conectarse con él, para que el perro no se sienta descartado.

Presentarle al nuevo integrante es algo tan sencillo como dejar que el perro note su presencia, hablarle y comentarle del bebé, literalmente presentarselo, algo así como decirle: "Este es Bebé..."...

Consejos para la armonía entre el bebé y el perro

En "El primer año de tu bebé", de la Academia Americana de Pediatría se señalan varias recomendaciones, como no dejar nunca solo al bebé con el perro, enseñar al niño a no acercar su cara a la de la mascota, no tirarle de la cola (del rabo) y no molestarlo cuando come o duerme (hay que respetar los momentos y los lugares del animal).

Una recomendació muy habitual, dada tanto por veterinarios como por etólogos, es que antes de llevar a casa al bebé, algún miembro de la familia permita al perro olfatear una prenda que haya usado el recién nacido en la clínica, para que el animal comience a distinguir por el olfato al nuevo miembro del clan.

foto: flickr

Dependiendo del carácter previo del can, quizás convenga inscribirlo en un curso de obediencia en el que un experto inculque al animal las bases de la jerarquía familiar y refuerce su obediencia al recibir órdenes. Esto servirá para que el perro asuma que el niño está por encima de él.

La Asociación Americana de Hospitales para Animales aconseja que antes del nacimiento del bebé, el perro se acostumbre a los nuevos muebles y objetos relacionados con el niño, para que no sea una presencia extraña. Esto se puede aplicar incluso si no quieres que el perro entre en la habitación del niño. Primero, que la conozca, la huela, y después, enseñarle que no debe entrar.

En las primeras semanas, hasta que el animal se adapte a la nueva situación, es conveniente que delante del bebé se acaricie y se de estímulos al perro. Y cuando las mascota recibirá una reprimenda, se recomienda no hacerlo en presencia del bebé. Esto hará que el perro asocie al bebé con cosas positivas.

6 comentarios:

  1. hay muchas personas que no entienden esto y tratan a estos pobres animalitos como un objeto que se puede tirar en cualquier rincon y ya está, las mascotas con mucho mas que eso, como bien dice el articulo, son parte del nucleo familiar

    ResponderEliminar
  2. Muy buenos consejos dado que para el perro es dificil y nosotros queremnos que se lleven bien!

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante blog te felicito, gracias por darnos a conocer esos consejos tan importantes...

    Saludos!!!
    http://lisdre.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. gracias por estos consejos ya que como mencionaron arriba los perros son parte de la familia y cuando llega alguien mas simplemente los desplazan... gracias a todos aquellos que se preocupan por el bienestar de los perros, ya que son los mas fieles seres que tenemos a nuestro lado...

    ResponderEliminar
  5. Estimados(as).

    Solicito información acerca la problemática de las posibles enfermedades que puedan trasmitirle los perros a un Bebe.
    Les realizo esta pregunta ya que la Pediatra que atiende al hijo de mi hermano le ha dicho que el Bebe no debe tener contacto con los perros ya que le pueden contagiar alguna enfermedad y además este puede aspirar o tragarse los pelos de este.
    Personalmente lo encuentro una tontería ya que nos criamos desde muy pequeños con perros y gatos y hasta el día de hoy que bordeamos los 40 años no sufrimos de supuestas enfermedades transmitidas por Perros.

    Atte.
    Samuel González
    sgonzalezarmijo@yahoo.com

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario

Entradas relacionadas