22 nov. 2007

Los animales no son regalos de Navidad

Es muy común que en Navidad se regale a los más pequeños de la casa una mascota. Un gatito o un perrito. También suele ocurrir en otras fechas especiales (aniversarios, cumpleaños), y es más común aún para la temporada de vacaciones, donde las personas que se van de vacaciones compran una mascota para llevar con ellos a la playa o al campo.

Al finalizar las vacaciones, cientos de perros quedan abandonados en las ciudades turísticas. Algo similar sucede con las mascotas que son regaladas en Navidad.

Según estadísticas, durante el año siguiente al ser recibidas como regalo, más de la mitad de las mascotas son abandonadas. Es que los niños suelen pedir un perrito o un gatito para jugar. Pero son los padres los que deben tomar esta decisión con responsabilidad.

Junto a bicicletas, muñecas y pelotas de fútbol, las mascotas son el regalo más pedido. Los niños no son conscientes cabalmente de la responsabilidad que significa cuidar un animal (aunque muchas veces suelen ser más responsables y tratarlos mejor que los grandes). No es culpa de los menores, por supuesto que no. Como dijimos, los padres deberán preguntarse antes de satisfacer el deseo de su hijo, si podrán brindarle a la mascota toda la atención que necesita.

¿Estoy conciente de que estoy adquiriendo un ser vivo, que tiene necesidades? ¿Estoy en condiciones de tenerle su alimento día a día? ¿Tengo tiempo y voluntad para tomarme unos minutos en el día y entregarle cariño?

Nuestra mascota no es un juguete. Pasará a ser un integrante más de nuestra familia, y como tal, necesita alimentarse, tomar agua, tener controles veterinarios, recibir sus vacunas, jugar con nosotros, recibir cariño, etc. Nuestra mascota necesita TIEMPO Y DEDICACIÓN.

Si finalmente decidimos que Papa Noél (o Santa Claus, o el Niño Jesús) traiga en estas Navidades una linda mascota como regalo para los más chiquitos de la casa -y consideramos lo anterior-, estemos seguros que el perrito, el gato, el conejito o el animalito que sea, nos devolverá con creces el favor de adoptarlo y brindarle un hogar.

Una mascota es un hermoso regalo. Pero no es un objeto, es un ser vivo. Recordémoslo.

sponsor web:
Arnold Chiari
dr hugo guidotti russo
farmacia
ferulas
poliza medica
sociedad junguiana en españa

3 comentarios:

  1. Este es un típico caso de animales que regalan animales a otros animales.

    ResponderEliminar
  2. Encima las cosas que se pueden evitar

    ResponderEliminar
  3. totalmente de acuerdo en que los animales no son regalos de navidad, al adquirir uno adquieres también la responsabilidad de cuidarlo para siempre e intentar darle todo lo que necesita, es como tener un hijo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario

Entradas relacionadas