3 oct. 2009

El último adiós a la mascota

Interesante noticia que leemos en diariovasco.com Según la legislación europea, es obligatorio incinerar a los animales muertos, "porque son considerados residuos". En España, cada comunidad autónoma tiene su propia adaptación a esta directiva general. No obstante, por desconocimiento de la medida, o por otras razones, muchas personas al morir su mascota buscan enterrar el cuerpo del animal.

En este sentido, la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Igeldo recuerda que sino se los quiere incinerar, las mascotas -en el caso de San Sebastián- pueden ser llevadas al vertedero de San Marcos, donde hay un contenedor instalado para depositar los animales. "Está prohibido enterrarlos, sobre todo por cuestiones de filtración de aguas", explican. "No es un cementerio, a todos los que nos llaman les avisamos de que no podrán venir a visitarlos", precisan desde La Protectora. (Este servicio se presta por un acuerdo con el Colegio Oficial de Veterinarios de Gipuzkoa, por lo que sólo admiten animales domésticos).



En Gipuzkoa, el crematorio de mascotas Beti Zurekin de Astigarraga además del servicio de cremación cuenta con un salón donde los familiares se despiden de su mascota. "Suelen querer despedirse de él, como con las personas. A veces, también meten sus juguetes favoritos" con el animal doméstico, cuenta Javier Romero, encargado del crematorio, en la nota publicada por diariovasco.com

En algunos casos los dueños dejan que la empresa se encargue de las cenizas del animal, pero generalmente las retiran luego de la cremación en las urnas que pueden ser las convencionales en estos casos, o bien las urnas biodegradables, para aquellos que quieran enterrar los restos del animal querido.

Además de las urnas, también se ofrecen joyas y colgantes, donde se colocan las cenizas de la mascota.

Aunque lo común sea la cremación de perros y gatos, esta empresa ha realizado cremaciones de conejos, loros, hamsters y otras mascotas que sus dueños despidieron con dolor.

5 comentarios:

  1. Será parte de los adelantos de la civilizacion - asi nos vemos mas avanzados. no?

    ResponderEliminar
  2. Es un momento dificil y doloroso, me parece bienq ue tengsan un ugar donde uno pueda despedirse.

    ResponderEliminar
  3. excelente el manejo que se le esta dando a las mascotas que mueren ojala otros paises apliquen este tipo de alternativas.

    ResponderEliminar
  4. Los seres humanos cada día estamos mas dementes, lo mas natural es devolver el cadaver de nuestra mascota a la tierra, es limpio, gratis y ecologico.

    Incinerándolas solamente estamos contaminando mas el planeta.

    ResponderEliminar
  5. El día 7 de abril de 2014 fallecía en mi domicilio mi compañero amigo fiel de casi 15años, fue duro tomar la decisión de practicarle la eutanasia terapeútica, tras el fallecimiento vino el rsponsable de Beti Zurekin que se llevó a mi querido amigo, siempre agradeceré el respeto con el que introdujo a mi compañero en la caja, el respeto que mostró para con nosotros lo agradecí mucho. No nos estamos volviendo locos para nada, simplemente respetamos los ultimos momentos de nuestro compañero que tanto nos ha dado durante tantos años. Un saludo y muchas gracias
    PD Por desgracia no todos poseemos jardines donde enterrar a nuestros queridos amigos, y como bien es conocido está prohibido enterrar a animales en terrenos municipales y que yo sepa, todo lo que no es propiedad privada es municipal.
    El planeta se contamina con coches, aviones, frigorificos y millones de cosas más que seguro que tú no dejas de utilizar. En el caso de los compañeros de los animales agradecemos infinitamente que existan crematorios como este, que nos permite despedirnos dignamente de nuestro amigo y así poder pasar mejor el duelo, los humanos somos también animales de costumbres.
    Un abrazo a todos los que habéis perdido a un ser amoroso y excepcional.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario

Entradas relacionadas