15 ene. 2015

No todos los animales son mascotas

¿Tus hijos te han pedido capturar una ardilla del parque para tenerla en casa? Enséñales que estos animales no son mascotas. Los veterinarios Daniel Montes y Eduardo Garay nos explican las diferencias entre animales silvestres, exóticos y mascotas. El término «mascota» agrupa a los animales domésticos de compañía como perros y gatos, mientras que los exóticos son especies oriundas de un ambiente diferente al del país donde se encuentran y pasan por un proceso de domesticación. En cambio, los animales silvestres son especies nativas que viven en su ambiente natural, dentro de los límites del país de origen.

Solo está permitida la tenencia de animales domésticos o de las mascotas no convencionales que pertenecen al grupo de las exóticas, como conejos, hámsters, erizos, hurones y canarios que se adaptan a convivir con humanos. Existen bastantes razones por las que no debemos tener animales silvestres de mascotas. Primero, no se podrán cubrir sus complejas necesidades ni los cuidados veterinarios especializados que requieren. Además, implica un riesgo para la salud de la familia, pues pueden contagiarnos enfermedades para las que no tenemos defensas o atacarnos en la adultez.



A nivel ecológico, cada especie cumple una función en nuestros ecosistemas. Algunas son dispersoras de semillas y otras controladoras de poblaciones. También están las polinizadoras, como colibríes y mariposas. La disminución de especies desequilibra el ecosistema.

Tener especies silvestres es un delito porque son consideradas patrimonio del Estado. En el caso de las mascotas exóticas, estas ingresan a nuestro país cumpliendo los protocolos sanitarios y legales correspondientes y deben venderse con los registros de autorización. ¡Exígelos!

TIPS

• Definición. Las mascotas no convencionales aún no son consideradas domésticas. El proceso requiere de complejos cambios genéticos y conductuales que tardan cientos de años.

• Reglamento. La Ley Forestal y de Fauna Silvestre N° 29763 señala que la tenencia de ejemplares de fauna silvestre por personas naturales solo puede provenir de zoocriaderos o áreas de manejo autorizadas. Estos animales deben registrarse ante la Autoridad Regional Forestal y de Fauna Silvestre.

• Sanción. El tráfico ilegal de especies de flora y fauna silvestres es un delito penal. También para quienes los transportan y almacenan.

• Dato. Interpol clasifica el tráfico de fauna como el tercer negocio ilícito más fuerte del mundo, con un movimiento de entre 6 y 10 mil millones de dólares anuales.

(artículo escrito por Lucero Yrigoyen M. Q. y publicado en el diario El Comercio de Perú elcomercio.pe)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar tu comentario

Entradas relacionadas